Geografía

Esta idílica y cautivadora villa se encuentra ubicada en el prodigioso Val de Xálima, en el noroeste de la provincia de Cáceres. San Martín de Trevejo cuenta, en la actualidad, con unos 800 habitantes aproximadamente, y aunque perteneció hasta el año 1833 a la provincia de Salamanca y hasta el año 1958 a la diócesis de Ciudad Rodrigo, hoy en día forma parte de los veinte pueblos que integran el conjunto de la Sierra de Gata.

La pesada orografía que conforma este lugar se debe a su composición de pizarras precámbricas, fundamentalmente, y al enorme factor erosivo que supone la densa red fluvial de la zona. Asimismo, se desarrolla en estos lares una voluptuosa vegetación capaz de crear portentosos paisajes de castaños y robles centenarios que cautivarán al peregrino durante sus marchas y excursiones.

Su estratégica situación, muy próxima a la frontera con Portugal y en pleno corazón de la ya mencionada Sierra de Gata, provoca que San Martín de Trevejo ostente un fenómeno cultural extraordinario, que junto con su magnánima vegetación, puede ofrecer al visitante un conjunto patrimonial y paisajístico único en el mundo. Si a todo ello le sumamos su particular arquitectura, donde se incluyen los originales arroyos de cristalinas aguas que risueñamente surcan las empedradas calles.